Las prioridades del SME Instrument de la Comisión Europea

Las tres fases del SME Instrument

Las tres fases del SME Instrument

El próximo mes de septiembre tiene lugar el segundo deadline de presentación de solicitudes para el SME Instrument, el nuevo programa de financiación europea enmarcado en el Horizonte 2020. Este instrumento ha sido diseñado para ser la vía de entrada financiación europea, mayormente formada por subvenciones a fondo perdido, a PYMEs de todos los países miembros.

La recepción del programa fue buena y, en el primer deadline, el pasado junio, más de 2500 solicitudes se presentaron, de las cuales se prevé que sean aprobados solo un 6,2% debido al presupuesto destinado por la Comisión Europea para este programa, 25MM €.

Por este motivo, creemos que es necesario destacar algunas de las conclusiones que desde Intelectium hemos extraído sobre este instrumento de financiación tan nuevo y desconocido de momento. Sobre todo de cara a la segunda fecha de entrega.

  1. Los proyectos exclusivamente TIC están abocados al fracaso
    La decisión de la Comisión Europea de aglutinar los proyectos de I+D en sectores TIC bajo una única convocatoria llamada Open Disruptive Innovation ha causado que se convierta en un cajón de sastre con más del 33% de propuestas (885, de las cuales sólo 30 serán aprobadas). Sin duda se trata de una invitación desde la CE a repensar el I+D de las empresas TIC y a servir de tamiz para descartar los proyectos de desarrollo funcional sin innovación propiamente dicha.
  2. España e Italia, mayor competencia
    Pese a que no existen cuotas definidas sobre cuántos proyectos se aprobarán para cada país, ya que se trata de una convocatoria de concurrencia competitiva, sí es cierto que la afluencia de proyectos de España e Italia explicita tanto las necesidades de financiación de las startups como la cercanía de las propuestas de negocio que hayan realizado. Por lo tanto, es de esperar que existan proyectos similares que serán rápidamente descartados.
  3. Proyectos individuales para un mercado muy grande
    Como ya comentamos en anteriores posts, las probabilidades de definir un proyecto de I+D sólido ejecutado por una sola empresa requieren de un histórico y estructura consolidados que garantice que tenemos la capacidad de llevar a cabo el proyecto y la comercialización posterior sin problemas. En caso contrario, lo óptimo es conseguir partners que cubran nuestras carencias. Sin embargo, más del 50% de las solicitudes para SME se realizaron de forma individual.

En consecuencia, es importante que, para conseguir el acceso a financiación europea, que puede ser la puerta de entrada a proyectos de presupuesto mucho mayor, tengamos en cuenta estos consejos para maximizar las probabilidades de éxito.

  1. Identificar un vertical con potencial
    La alta competencia en sectores TIC implica que es necesario centrar los esfuerzos en otros ámbitos. Teniendo en cuenta el hecho de que la innovación no es el desarrollo rutinario de mejoras o funcionalidades, un proyecto de I+D en sectores TIC nos ofrece libertad para explotar verticales de mercado donde nuestra tecnología pueda tener impacto, en forma de SaaS o como parte de un sistema mayor. Encuadrar nuestro expertise en software, telecomunicaciones o Big Data en proyectos de Energía, Salud o Transporte aumenta las posibilidades de conseguir financiación y, al mismo tiempo, de conseguir expertise en nuevos ámbitos que generen líneas de negocio en el futuro de nuestra empresa.
  2. Conseguir validación de un partner influyente en el mercado
    En esencia, el SME Instrument está diseñado para financiar el desarrollo de nuevos productos, por lo que, además del I+D, es esencial estudiar muy bien la oportunidad de mercado. Por lo que es óptimo contar con un partner que actue como validador o demostrador de la viabilidad comercial de nuestro proyecto. Una Letter of Interest o un partnership con nuestro cliente principal es uno de los fundamentos clave de un proyecto, especialmente a nivel europeo donde no entramos en un solo mercado sino en varios simultáneamente.
  3. Reforzar la investigación con entidades especializadas
    Universidades o centros de I+D públicos o privados son partners clave para demostrar la innovación científica de nuestra solución y, por ende, situarnos por encima de proyectos que no cuenten con este apoyo. Idealmente, deberíamos subcontratar a estas entidades para dejar claro que la viabilidad técnica del proyecto será demostrada por una entidad con prestigio.
  4. Realizar un estudio de viabilidad
    Pese a que la financiación de la fase 1 del SME Instrument está destinada a facilitar la ejecución de estudios de viabilidad de nuevas líneas de negocio, el hecho es que lo verdaderamente interesante de esta financiación es que sirve de apoyo para acceder a la fase 2, con presupuestos de hasta 2.5MM €. Adicionalmente, con una competición tan alta en número de solicitudes, es obvio que la CE priorizará los proyectos con mejores perspectivas, por lo que nuestra propuesta debe ser sólida desde inicio, y evitar las ambigüedades e indecisiones en la solicitud requiere que tengamos seguridad de la viabilidad del proyecto incluso antes del estudio de viabilidad.

 

Agile Marketing: cómo optimizar la creación de contenido

En las startups, los procesos son trabajados con el tiempo hasta conseguir la estrategia óptima, se convierte en algo consistente que el equipo ejecuta de forma recurrente, siempre adaptándose a las circunstancias. Sin embargo, en marketing, este estándar de operaciones no suele cumplirse, en gran parte debido a la mutabilidad de las circunstancias y a que las metodologías son consideradas como algo poco flexible.

Sin embargo, esto no impide que puedan refinarse los procesos de marketing, en especial la creación de contenido, para beneficiarse de los efectos de estrategias como el agile development, a saber, aportar valor a tus consumidores de forma rápida y recurrente, consiguiendo de este modo un feedback temprano que permita modificar la estrategia si no cumple con los objetivos.

En este sentido, la siguiente infografía elaborada por OpenView Labs nos ofrece 11 pasos para convertir el marketing en agile marketing.

Fuente: http://labs.openviewpartners.com/files/2013/11/Content-Factory-Infographic-v7.jpg

Fuente para ver a tamaño completo: OpenViewPartners

  1. Conoce a tus principales consumidores: Identifica sus problemas, frustraciones y objetivos, clasifícalos en segmentos demográficos, ponte en su lugar. En definitiva, uno de los principios básicos para la definición de un modelo de negocio que nunca se debe perder de vista: un producto/servicio debe ser la solución a un problema real e identificable.
  2. Contrata a un director de marketing: Delegar la creación de contenido como una tarea accesoria que pueden realizar tus empleados inevitablemente causa un descontrol y una falta de enfoque, debido a que es necesario un guía con el expertise necesario para concentrar estas actividades en el principal objetivo: aportar valor a tu negocio.
  3. Construye comunidades: Quizá un paso difícil, pero que con un enfoque acertado desde el inicio del negocio no debe ser imposible. Si nuestro negocio es una solución a un problema real, la comunidad ya está ahí, sólo debemos dinamizarla.
  4. Genera contenido de alto nivel: Crea contenido original e interesante, una identidad de marca y explica tu visión y conocimientos. Paralelamente, transforma este contenido para aprovechar los beneficios del SEO, SEM y la viralidad resultante.
  5. Reutiliza y recicla: No siempre podemos generar contenido de alto nivel, por lo que es esencial reutilizar el que hemos creado previamente, encontrar maneras de presentarlo de nuevo de forma que sea atractiva y que, a su vez, nos permita mediante la repetición grabar nuestro mensaje en la comunidad.
  6. Centra tus esfuerzos en convertir: Los objetivos deben perderse de vista, y el contenido debe ser una herramienta para hacer crecer tu negocio, no convertirse en un fin en sí mismo. Centra tus esfuerzos en generar conversiones y crea contenido en este sentido.
  7. Difunde tu contenido por múltiples vías y puntos de contacto: Aprovecha todos los medios disponibles, tanto offline como online, y adapta el contenido para que sea eficaz en cada canal, ya que cada uno de ellos es la mejor vía posible para acceder a una parte de los actores de tu mercado.
  8. Establece un ritmo predecible: tanto para la comunidad que recibe tu contenido como para tu equipo de producción, el ritmo es algo esencial en tanto que genera impulso y fiabilidad.
  9. Institucionaliza la producción: experimenta con los métodos de producción hasta encontrar una estrategia replicable y fácilmente transmitida a nuevos miembros del equipo.
  10. Mide, mide y mide: Las métricas son la primera fuente de feedback.
  11. Analiza y reflexiona sobre los resultados de forma regular: semanal o mensualmente, estudia los resultados para modificar tu estrategia de forma ágil.

5 claves de potenciar el mCommerce en tu negocio online

La tendencia creciente de compras online realizadas mediante dispositivos móviles, desde el 2.2% en 2010 al 23% estimado en 2014, hace que el diseño de nuestro negocio online deba tener en cuenta cada vez más estas plataformas y estudiarlas al detalle. Sobre todo si consideramos que 1 de cada 5 personas en el mundo posee un Smartphone.

El crecimiento del mCommerce en Estados Unidos. Fuente: Statista

El crecimiento del mCommerce en Estados Unidos. Fuente: Statista http://www.statista.com/chart/709/googles-ad-revenue-since-2004/

Más allá de aplicar un diseño responsive para mejorar la visualización, el mCommerce o las adaptaciones de negocios online a este formato requieren repensar los conceptos de usabilidad y performance desde el punto de vista de un consumidor que dedica apenas unos minutos a la compra. Por este motivo, es importante tener en cuenta las preferencias y hábitos del consumidor para diseñar de forma acorde.

  1. El cliente no espera, aumenta tu performance El tiempo de carga en un dispositivo móvil es uno de los principales motivos de abandono de compra. Si bien durante el inicio de la navegación móvil los usuarios eran más comprensivos, actualmente se espera que la carga se realice rápido, incluso en cobertura pobre, debido a que en muchas ocasiones la compra se realiza de forma compulsiva. Por lo que es esencial maximizar la performance de las aplicaciones móviles para reducir la carga a menos de 3 segundos, la media según un estudio realizado por webperformancetoday.com.
  2. El producto y el precio, prioriza en el diseño Tal como comentábamos en post anteriores, el texto es cada vez menos leído por los compradores, hecho que se agudiza en un dispositivo móvil. Los usuarios quieren encontrar y ver el producto y el precio de forma sencilla y directa, sin pasos extra ni métodos de compra excesivamente largos. Es imprescindible, pues, priorizar la presentación del producto.
  3. Pocos pasos e intuitivos, facilita la compra En los últimos años se han extendido las prácticas de 1-click-shopping, basadas en una autenticación previa que permita a la plataforma almacenar los datos de contacto y medio de pago del cliente. En dispositivos móviles, se trata de un elemento clave, debido a que cada proceso supone una oportunidad más para abandonar la compra, lo que sumado a los tiempos de carga que mencionábamos previamente, puede reducir la conversión significativamente.
  4. Un sistema familiar, menús comprensibles Con el tiempo las interfaces móviles se han normalizado para ofrecer al consumidor un entorno familiar en el que pueda moverse rápido. El objetivo de la usabilidad es justamente este, simplificar la navegación para que se realice de forma intuitiva. En el caso del mCommerce, no debemos confundir la personalización e identidad de nuestro negocio online con procesos y sistemas completamente nuevos para el cliente, a menos que esto ayude a reducir la complejidad de la compra.
  5. Compra compulsiva. El usuario quiere el producto aquí y ahora, comprar debe ser fácil, tal como se extrae de los anteriores puntos, pero además debe invitar a hacerlo. Por este motivo, se trata de un esfuerzo conjuntado de diseño, marketing y usabilidad para fomentar este tipo de compra.

En conclusión, se trata de una forma de compra que es indiscutiblemente creciente y en la que, aunque ya existen estándares, aún queda mucho por hacer para refinar estos procesos. Lo que a su vez debe ir acompañado de una mayor confianza en los medios de pago digitales, la mejora de la infraestructura de comunicaciones y la normalización del hábito de compra mediante el Smartphone o tablet.

Imagen y efectividad en el eCommerce: la importancia de ponerlo fácil y entrar por los ojos

La experiencia visual en las tiendas y el contenido online es uno de los elementos que hemos destacado en Intelectium como una de las claves de los next-generation eCommerce. La interacción en la compra de productos, del mismo modo que en los comercios offline, es básicamente visual, y es esencial situar el producto en un contexto realista para que tenga más y mejor impacto.

Sin embargo, en los negocios online, el efecto es doble, ya que las imágenes del producto no sólo invitan a la compra al ofrecer información más atractiva que un texto descriptivo, sino que son uno de los drivers principales para el social shopping, compartiendo en redes sociales el producto y generando una mayor conversión.

Pero, ¿por qué ocurre esto? Más allá del tópico “una imagen vale más que mil palabras”, los motivos en realidad se encuentran en nuestra capacidad de percepción y retención de información como seres humanos.

1. El 90% de la información que recibe el cerebro es visual

Somos seres visuales viviendo en un mundo visual, e incluso la recepción del texto se realiza en primera instancia como una imagen que luego es procesada para entender los caracteres o signos. La percepción de la imagen es inmediata gracias a nuestra cultura visual, aumentada por el cine, la televisión y las segundas pantallas como smartphones y tablets. Como resultado, la información visual es procesada 600.000 veces más rápida que un texto, lo que tiene un impacto significativo cuando consideramos el tiempo promedio en página es menos de un minuto.

2. El 65% de las personas aprenden visualmente

A diferencia del aprendizaje auditivo, basado en la repetición de mensajes escuchados para grabar en la memoria la lección, el aprendizaje visual organiza las imágenes percibidas y recuerda los impactos. Por este motivo es importante un diseño estudiado de una Web, priorizando las imágenes y utilizándolas para transmitir los mensajes que queremos que impacten.

3. El 90% de los compradores online prefieren video

El vídeo es un elemento definitivo a la hora de tomar decisiones para 9 de cada 10 personas que compran productos online. Se trata del concepto de visualización del producto en contexto elevado a la siguiente potencia, permitiendo obtener información que se pierde en una imagen fija, como la forma y tamaño reales, etc. En los servicios, es todavía más destacado el número de vídeos explicativos de los servicios o video tutoriales. Llegando a extremos como Twitch.tv, una plataforma de vídeo live donde los jugadores muestran cómo juegan a video juegos, y que pocos creyeron que funcionaría hasta que la semana pasada Google la compró por 1.000 M $.

4. Los visitantes tan sólo leen el 20% del texto de una Web

Esta estadística posiblemente se reduciría si tuviéramos en cuenta la expansión de los dispositivos móviles y de los diseños responsive para optimizar el contenido en estos dispositivos, pero es fuertemente indicativa de hacia dónde tiende la estructura de la información en Internet, especialmente si tenemos en cuenta el ascenso de las infografías, presentaciones y vídeos.

Por este motivo,  teniendo en cuenta que el contenido visual tiene 40 veces más probabilidades de ser compartido en redes sociales, desde Intelectium proponemos 4 consejos para maximizar el impacto visual en negocios online

  1. Landing pages muy visuales     
    El impacto inicial marcará la experiencia del usuario y el branding de la compañía, sobre todo durante los primeros 10 segundos, según puede verse en el gráfico inferior, por lo que es esencial diseñar landing pages claras, para que el usuario no abandone la página por su complicación, y, por encima de todo, que sean impactantes e interesantes para retenerlo.

    Fuente: http://www.nngroup.com/articles/how-long-do-users-stay-on-web-pages/

    Fuente: http://www.nngroup.com/articles/how-long-do-users-stay-on-web-pages/

  2. Imágenes de producto en entornos realistas  
    Combinaciones con otros productos, fotografías de personas utilizando el producto tanto en estudio como en entornos reales o colecciones son un buen método para ofrecer al usuario una fácil visualización del producto en su entorno habitual, eliminando la desconfianza sobre cómo será en realidad o cómo se integrará con otros productos.
  3. Una categorización estructurada  
    La búsqueda en nuestro catálogo debe ser intuitiva a fin de que no sea necesario añadir descripción en texto en la página de producto. Por este motivo es importante realizar una análisis y clasificación previo del catálogo que permita al usuario, mediante la selección de categorías específicas y excluyentes (como tipos de prenda diferenciados o denominaciones de origen en caso del vino) y atributos más genéricos (como color, marca, precio, colección, talla, etcétera), encontrar exactamente lo que está buscando.
  4. Priorizar el diseño y el impacto              
    Mostrar de forma clara e impactante lo que es esencial comunicar en texto, como especificaciones del producto u opciones de compra (color, tamaño, etc.), pero para este fin disponemos de alternativas al clásico párrafo que puede verse en otros eCommerces como Amazon, como por ejemplo resaltando los datos con bullets, color o integrándolos en la misma imagen de producto.

En conclusión, la percepción define lo que los consumidores asociarán con nuestro negocio online, y en un entorno competitivo donde podemos saltar de una web a otra con tan sólo un click o un gesto, es esencial entrar por los ojos y potenciar la retención de nuestro negocio antes de que abandonen la página, lo cual será siempre inevitable.

5 Claves para conseguir financiación para un proyecto de I+D

5. innovationbulb

Con la segunda convocatoria de Agenda Estratégica de Economía y Sociedad Digital (AEESD), que reemplaza al antiguo Plan Avanza, en periodo de aceptación de solicitudes tras la extensión del plazo y la llegada en Septiembre del segundo deadline del SME Instrument, creemos en Intelectium es buen momento para examinar las características que debe tener un proyecto de Investigación y Desarrollo para conseguir financiación, tanto a nivel europeo como estatal.

De inicio, es preciso destacar una diferencia que, por nuestra experiencia, vemos que muchos pasan por alto a la hora de plantear un proyecto de I+D: innovación no sólo significa desarrollar un producto nuevo y con buenas perspectivas de comercialización, sino que implica mejorar el estado de arte de la tecnología gracias al trabajo sostenido de un equipo de alto nivel técnico.

En otras palabras, no se trata de plantear soluciones que con tiempo y un equipo competente podamos llevar a cabo. Innovar significa justamente pisar terreno inexplorado, por lo que esto implica afrontar unos retos tecnológicos no superados hasta el momento y que, por lo tanto, existe un riesgo de que no consigamos los objetivos que nos hemos marcado.

Como resultado, os planteamos 5 puntos que debemos tener en mente a la hora de plantear un proyecto de I+D exitoso tanto en su ejecución como en su financiación.

1. Ambición realista

Desde Intelectium siempre seleccionamos proyectos que presenten una innovación transversal que transcienda el sector del que nace. Una innovación de nicho en redes sociales puede ser interesante a nivel comercial para la compañía, pero los organismos de financiación pública como los ministerios competentes o el CDTI apostarán antes por un proyecto que sea capaz de cubrir varios ámbitos y potenciar su escalabilidad, como plataformas de Data Mining y análisis que puedan verticalizarse en el futuro o servicios de Cloud Computing que fácilmente puede cubrir tanto la virtualización de datacenters como la ciberseguridad. En cualquier caso, la concreción de las posibilidades es crucial, debido a que proyectos de este tipo pueden caer en un idealismo que se detecta (y se descarta) fácilmente.

2. Innovación desde el conocimiento

Todo proyecto de I+D, independientemente del equipo que lo lleve a cabo, debe estar precedido por una investigación previa que sitúe a la compañía o consorcio en contexto. Debemos conocer el estado del arte para poder mejorarlo. Y, sobre todo, una investigación previa es crucial para concretar qué queremos decir utilizados términos tan genéricos como Big Data, Machine Learning o Inteligencia Artificial. De cara a la financiación, un proyecto fundamentado y bien definido en su scope es garantía de superar el corte de innovación.

3. Equipo de alto nivel

Un proyecto verdaderamente innovador no puede ejecutarlo cualquiera, ya que la innovación se esfuma si puede solventarse con el trabajo de un equipo de juniors dedicados durante seis meses. No se trata sólo de convocar a profesionales con formación destacada, sino encontrar a los expertos de cada ámbito para conformar un equipo sólido en todas las vertientes técnicas del proyecto.

4. Consorcio

Tal como comentábamos la semana pasada, un proyecto en consorcio demuestra solidez, complementariedad y compromiso. Pero además, es esencial como driver de innovación y como prueba de la experiencia técnica de los participantes. Una empresa que se presenta como experta en todas las ramas del Cloud Computing, lo primero que genera es dudas sobre si en realidad será mediocre en cada uno de esos ámbitos.

5. Pensar en la fase 2 del proyecto

La financiación, tanto a nivel estatal como europeo, está siempre planteada como incentivación. No tiene sentido una estrategia de “lotería” en la que se diseña un proyecto para conseguir dinero y ya está. En la ambición que antes comentábamos debe incluirse una perspectiva de futuro, un pivot del mismo proyecto ya conceptualizado que demuestre las posibilidades de un desarrollo tal.

En conclusión, lo que debemos tener en mente es que lo esencial es definir un proyecto que se hará sí o sí independientemente de si recibimos o no la ayuda, aunque esto suponga asumir objetivos más moderados. El motivo es que la manera óptima de acceder a financiación de proyectos de I+D es a través de una determinación clara de la compañía en relación a la innovación, entendida siempre como una fuente de crecimiento de la empresa que nos dará la diferenciación y la ventaja a nivel comercial.

Carsharing: el auge y futuro de la Inteligencia Colectiva

Un usuario consultando notificaciones en la interfaz de Waze

Un usuario consultando notificaciones en la interfaz de Waze

La reciente ampliación de capital de 100 millones de euros por BlaBlaCar y la legalización de Uber en Londres son quizá las pruebas que necesitaban los escépticos: la inteligencia colectiva en el entorno mobile es más presente que futuro.

En apenas unos meses la opinión pública ha tenido que enfrentarse con nombres que ya eran bien conocidos por quienes nos movemos en el ecosistema emprendedor, como Uber, Waze o el propio BlaBlaCar. Y las resistencias no han sido pocas, especialmente llamativas han sido las huelgas del sector del taxi en las principales ciudades europeas.

Sin embargo, el proceso no debería ser una sorpresa, considerando que la digitalización es la fuerza de cambio bajo la que vivimos diariamente. Tal como las industrias de contenidos se enfrentaron a ella, otros sectores tienen como tarea la renovación ante nuevas tendencias que nacen desde los smartphones y las redes sociales.

Su principal beneficio es ofrecer la información que buscan los usuarios, debido a que son los propios usuarios quienes la producen, en tiempo real y de acuerdo con sus propios intereses, localización y estado actual. Los usuarios hacen suya la aplicación gracias a la autonomía y libertad que ofrece.

En definitiva, lo que suponen es una alternativa mucho más sencilla y fácil de utilizar a las formas tradicionales, cargadas de regulación, exigencias para el consumidor e incomodidades que no causan más que barreras de adopción. Dejan de ser una solución para ser el propio problema.

Retos a superar

La aparición de este fenómeno, no obstante, no implica su aceptación sin condiciones, y la inteligencia colectiva está lejos de ser una herramienta perfecta que pueda adaptarse a cualquier sector.

1. Un sistema no independiente

Un sistema basado en la proactividad de las personas siempre debe tener en cuenta la volatilidad del comportamiento de los usuarios, cuyo engagement no tiene una constancia definida. De nada sirve una aplicación de tráfico que funcione perfectamente durante ciertas semanas pero que en otras no aporte ningún tipo de valor. En este sentido, los sistemas de participación siempre deben ser una parte de un sistema mayor, que integre la medición objetiva (sensores, sistemas de información, etc.) como contrapunto a la información subjetiva.

2. Una nueva generalización

Pese al potencial de un sistema de participación colectiva que permita almacenar y procesar la información, opiniones y valoraciones generadas por los usuarios, el resultado es tan dependiente del volumen de usuarios que puede caer en la trampa de una falsa mayoría que desvíe las conclusiones mientras grandes volúmenes de usuarios silenciosos no aportan información. De este modo, pueden crearse nichos que no sean más útiles que para la comunidad activa que las generalizaciones de los métodos tradicionales, suponiendo una barrera de adopción para futuros usuarios.

3. La privacidad y la adopción

Para ofrecer funcionalidades verdaderamente útiles al usuario, aplicaciones como Waze deben utilizar grandes volúmenes de información muy variada en relación a su destino, preferencias, contactos, geolocalización e historial de viajes. Sin embargo, las reticencias en relación a la privacidad (sólo hay que consultar las últimas noticias sobre Facebook) es uno de los obstáculos a superar para llegar realmente a aquellos usuarios que no son early-adopters.

Aprovechar la oportunidad

Justamente por sus retos, la inteligencia colectiva en el entorno mobile presenta un futuro muy interesante en términos de oportunidades de negocio y proyectos de I+D que desde Intelectium observamos desde cerca. Sin embargo, es esencial mantener ciertos conceptos en mente.

1. Una solución a un problema real

Un negocio debe partir de una necesidad real y extendida entre las personas que serán nuestros clientes. A menudo, en el desarrollo de apps, esta obviedad se pasa por alto y se trata de buscar la viralización por la viralización, esperando un efecto llamada que puede no ocurrir y, de hecho, no ocurre en la mayoría de los casos. Si el público está acudiendo a BlaBlaCar es porque su equipo emprendedor ha detectado una necesidad insatisfecha muy presente en el contexto actual, a saber, reducir el gasto en viajes sin tener que optar por un transporte público masificado, y en la que las alternativas (especialmente taxis) de hecho agravan el problema.

2. La inteligencia colectiva como parte de un sistema mayor

La base de nuestro producto debe ser una tecnología efectiva que combine lo mejor de la inteligencia colectiva (adecuación a los intereses del usuario, capacidad de recomendación, información en tiempo real) con las ventajas de la inteligencia artificial (precisión, detección de patrones, predicciones). De este modo, mantendremos el control del futuro de la plataforma, no siendo dependientes de un público que puede ser demasiado volátil o un segmento que puede adueñarse de la plataforma con contenidos o valoraciones que pueden provocar reticencias entre otros usuarios.

3. La usabilidad por encima de todo

Se trata de una cuestión que debe ser prioridad en cualquier app o software, pero cuya importancia se magnifica en plataformas que dependen del user-generated content, a fin de evitar frustraciones que provoquen un engagement bajo o que directamente fuercen al abandono de la aplicación.

En conclusión, se trata de una tendencia que se está imponiendo y que ya ha mostrado casos de éxito, pero en la que la innovación es uno de los principales drivers.

Competir con los grandes eCommerce: 6 consejos para ser diferente

La semana pasada Ikea anunció el aterrizaje de su línea de negocio online en España, un servicio que confirma la apuesta por el eCommerce de la compañía y que supone la adaptación de un nuevo gigante a la venta por internet, un sector en que los emprendedores ya están acostumbrados a competir con empresas de la talla de Amazon o Rakuten, grandes players del sector.

Sin embargo, el negocio online no es solamente un juego de grandes compañías, y no en vano hemos presenciado en los últimos años el éxito de equipos de emprendedores que, con una buena estrategia, han creado negocios de referencia, como Zalando o Zooplus.

Competir con estas compañías vis a vis, bajar precios, ofrecer una mayor gama de productos o servicios de entrega y logística más extensos son estrategias que llevan al hundimiento de una startup, ya que los grandes players como Amazon o Rakuten siempre van a tener más capacidad, recursos e infraestructura para competir en estos términos.

Lanzar un eCommerce en 2008 no es lo mismo que lanzarlo en 2014. Sin ir más lejos, en 2008 no existían ni Zara.com u otras eCommerces online que hoy son referencia como Reebok o Urban Outfitters estaban en fases muy iniciales. Para competir en 2014 con estos “incumbents” hace falta una nueva estrategia. Una estrategia que en Intelectium denominamos Next Generation eCommerce.

La diferenciación debe materializarse en otros aspectos. Os ofrecemos cinco consejos que deben formar parte del núcleo de la estrategia de un eCommerce y que, combinados, permiten conseguir una identidad propia y un buen negocio.

1.       Un nicho no explotado

No tiene sentido ofrecer los mismos productos que Amazon y esperar que los clientes decidan comprarte a ti. Es inmensamente difícil ofrecer mejores precios que ellos sin poner en peligro la estructura del negocio. Por lo que los esfuerzos deben dedicarse a identificar y explotar oportunidades más concretas a las que los grandes catálogos no pueden llegar. Un modelo de recomendaciones social y colaborativo, como el que ofrece Wineissocial, un catálogo altamente especializado como el de We Are Knitters o un servicio añadido como el de I-neumáticos, que incluye la instalación en la venta, son buenas prácticas para encontrar la oportunidad en el eCommerce y convertirse en el líder global de ese nicho.

Landing Page de Wineissocial

Landing Page de Wineissocial, una propuesta de descubrimiento social del vino

2.       Marca propia

La mayor diferenciación posible se consigue con una marca propia, ya sea en moda, alimentación, accesorios o tecnología. Un buen branding de productos propios, innovadores y atractivos, como los de Fashion Pills, una tienda online centrada en las tendencias de moda de referencia para mujeres jóvenes, nos permite definir nuestro terreno. Pero sobre todo,  permite controlar muchos más segmentos de la cadena de valor, como la producción o la distribución, y conseguir un margen bruto mayor.

3.       UX y Visualización Contextual

Proponer una experiencia diferente y única al cliente empieza por una interfaz visual, atractiva y potente, fuertemente en basadas en imágenes y vídeos que nos permitan situar los productos en su contexto natural de uso y combinados con encanto. De esta forma, el comprador no sólo tendrá la oportunidad de ver el producto de forma detallada, sino que la combinación de productos servirá de desencadenante de nuevas ideas y motivaciones para la compra que superan su objetivo inicial.

Editorial de Fashion Pills, con un estilo visual potente y los productos en contexto

Editorial de Fashion Pills, con un estilo visual potente y los productos en contexto

 4.       Experiencia Mobile

Comprender al cliente es conocer sus necesidades y gustos y evitar sus frustraciones. Vivimos en la era mobile, así que un diseño atractivo, útil y cómodo, es clave para evitar que el usuario se frustre y se vaya antes de finalizar la compra y que la navegación por nuestro sitio web le proponga nuevas ideas y motivaciones para la compra. Un ejemplo claro es la app de Minube, que ha conseguido eliminar las frustraciones más comunes del usuario cuando trata con agencias de viajes al no entender qué información le están pidiendo, al encontrarse con unas condiciones que antes no se mencionaban o con una aplicación directamente mal programada.

 5.       Comunidad social

La impersonalidad de los grandes players del eCommerce es quizá uno de los puntos que ofrece más oportunidades. Es esencial hablar el lenguaje del cliente y ofrecerle algo más que una venta rápida y eficiente. Lo que buscamos como usuarios es un entorno que nos ilusione y nos motive, una imagen con la que identificarnos, como hace Fashion Pills. Crear una comunidad de usuarios no es sólo atraer clientes, es crear una experiencia, una tendencia a la que se querrán sumar y contribuir, como en Wineissocial. En un entorno que habla nuestro lenguaje, la compra viene desde el descubrimiento de nuevas ideas en el propio eCommerce, propiciando una compra casual que genera engagement y que los usuarios estarán encantados de compartir con sus contactos en redes sociales.

6.       Nuevos modelos de negocio

Los modelos de negocio tradicionales los conocemos todos, sabemos cómo funcionan y en qué se basan para ser sostenibles. Es momento de subvertirlos. Los eCommerces de nueva generación deben enfocar su negocio desde la diferencia, como la personalización del servicio que ofrece Camaloon, una startup de productos promocionales personalizados, o partiendo de la suscripción mensual a bajo precio como The Dollar Shave Club.

En conclusión, competir con los grandes supone estar dispuesto a apostar por la diferencia, implementando varias actividades y estrategias diferentes que, pese a que realizadas de manera individual no serían tan definitorias o efectivas, ejecutadas en conjunto nos dotan de una identidad y una forma de hacer únicas que evitan que quedemos a la sombra de los grandes players del eCommerce.

4 razones clave para formar un consorcio

Henry Ford quote

Hace una semana se cerró el primer call de la nueva línea de financiación europea, SME Instrument Phase 1. Se trata de un intento de la Comisión Europea para impulsar empresas de base tecnológica en crecimiento a fin de que puedan lanzar un producto al mercado, a diferencia de los anteriores programas europeos que priorizaban los proyectos de I+D independientemente de su comercialización.

Las ayudas, que consisten en subvenciones a fondo perdido, permiten la solicitud de forma individual o en consorcio de empresas de diferentes países de la Unión Europea. Desde Intelectium siempre tuvimos claro que el éxito pasaba a través de los proyectos en Consorcio. Sin embargo, las estadísticas que publicó la CE la semana pasada fueron sorprendentes: de las 2666 propuestas, más del 50% se realizaron en solitario.

En una call con tanta competencia, tan sólo 164 de esas 2666 solicitudes recibirán financiación, la excesiva confianza de esas más de 1300 Pymes que decidieron acudir en solitario puede revelarse un error. Por este motivo, queremos ofrecer razones a favor de los consorcios empresariales a fin de responder a algunos de los miedos y reticencias más comunes que nos presentan los emprendedores.

1. Un consorcio da solidez a la propuesta

La formación de un acuerdo de colaboración entre dos o más empresas es un trabajo de planificación, diálogo y diseño del proyecto que se inicia mucho antes de elaborar la documentación de la solicitud. Un proyecto en consorcio denota una dedicación al proyecto que supera el mero interés a acceder a la línea de financiación que se esté solicitando. Demuestra una voluntad por formar un proyecto sólido en el que, las diferentes empresas se complementen en sus funciones de desarrollo y comercialización para llevar a cabo el mejor proyecto posible. Y es justamente esto lo que se busca potenciar con las ayudas a la financiación de proyectos de I+D.

2. Un consorcio asegura la viabilidad del proyecto

Del mismo modo que una empresa liderada por un solo emprendedor ofrece menos confianza respecto a su viabilidad, ya que es posible que cualquier imprevisto pueda alejarle del negocio, un proyecto realizado por una sola empresa denota mayores riesgos. La empresa puede verse afectada por un revés económico que le impida llevar a cabo el proyecto y la coloque en una situación difícil a la hora de justificar la inversión de la ayuda concedida. Un proyecto en consorcio asegura la viabilidad, en tanto que el riesgo se diluye entre las diferentes partes, aliviando las preocupaciones del analista sobre la viabilidad de la propuesta y ofreciendo mayores ratios de éxito para conseguir la financiación.

3. Un consorcio no significa renunciar a la propiedad industrial del producto

Muchos emprendedores son reticentes a formar consorcios por miedo a que esto implique una cesión de los derechos sobre el producto final, argumentando que su equipo está más que cualificado para conseguir los resultados sin necesidad de que otra empresa se involucre. Sin embargo, esto se debe a que el concepto de consorcio se malinterpreta al pensar que se trata de unir a dos empresas con expertise similar. Un consorcio es un acuerdo de colaboración que se basa en la complementariedad. El líder del proyecto puede ser experto en el desarrollo de software pero no en el hardware que será esencial para el producto final. O quizá no sea capaz de generar por sí mismo la tracción comercial necesaria para materializar la previsión de ventas.

Un consorcio formado con el objetivo de la complementariedad no pondrá nunca problemas en relación a la IP del producto, ya que las funciones estarán delimitadas desde el inicio y el reparto de los beneficios nunca requerirá una cesión de derechos. A saber, la parte comercial puede recibir un porcentaje respecto a las ventas que ha liderado, mientras que una empresa que ha colaborado en el desarrollo pero no en el core del producto puede recibir un pago a modo de subcontratación.

4. Un consorcio dinamiza la actividad de la empresa

La colaboración siempre ha sido uno de los mejores motores de avance, en tanto que amplía las posibilidades del proyecto para que se convierta en una propuesta de I+D realmente innovadora y que no se quede en un proyecto destinado a mejorar la competitividad actual de la empresa, sin interés por mejorar el estado del arte de la tecnología. Sin embargo, tiene un efecto que desde Intelectium hemos observado con frecuencia, un proyecto de I+D es el mejor catalizador para que nazca un segundo proyecto, una nueva idea. La colaboración permite a los emprendedores superar sus ideas preconcebidas sobre el futuro de su negocio y diseñar estrategias innovadoras que les permitan diferenciarse y conseguir resultados.

Intelectium cumple 10 años

landing-final

Intelectium nació hace 10 años con el objetivo de llevar la consultoría estratégica de primer nivel, que hasta entonces sólo podían contratar las grandes empresas, a compañías más pequeñas pero de alto potencial. Con el devenir de los primeros años, el foco fue progresivamente pasando de PYMEs a startups y de estrategia en general a una especialización en el lanzamiento, expansión y financiación de startups tecnológicas.

Nuestro objetivo devino en ayudar a fundar, crecer y consolidarse a las empresas del futuro, la nueva generación de negocios que serían capaces de sobrevivir en Internet debido a su enfoque lean startup, con equipos de emprendedores entregados a su proyecto e ideando modelos de negocio novedosos que hoy ya se han convertido en estándares.

Desde el inicio, quisimos dejar muy clara nuestra posición: ser cercanos a los emprendedores, acompañar sus proyectos en todo momento, recomendarles lo mejor en cada fase de desarrollo de su empresa y, sobre todo, ser efectivos y directos.

En estos 10 años hemos dejado atrás la consultoría tradicional para internarnos en el corporate finance y la business acceleration, hemos lanzado nuestro propio vehículo de inversión, Techxios, e incluso hemos lanzado eCommerces de futuro como Biuky (ahora integrado en Grupo Bilua) o contribuido significativamente en el relanzamiento de Fashion Pills.

Los emprendedores se acercan a nosotros por nuestra garantía de éxito, más de 50 millones de euros conseguidos en financiación en los últimos 5 años, pero también por nuestra honestidad y eficacia. No prometemos lo imposible ni aconsejamos con vaguedades. Trabajamos en pocos proyectos para dar el 100% en cada uno.

Como siempre, nuestro deseo es ser efectivos y conseguir resultados concretos.

Gracias a esta voluntad de crecer e impulsar los negocios del futuro, hemos aprendido de los mismos emprendedores que ayudamos. Expertos en negocio online, mobile apps, Inteligencia Artificial o Big Data nos han aportado conocimientos desde diferentes ángulos y perspectivas. Esto, unido a nuestro expertise en estrategia, nos ha dado una visión clara de lo que hay que hacer y lo que no para tener éxito en los diferentes sectores tecnológicos.

¿Quieres lanzar una ronda evitando una fuerte dilución? ¿Tu eCommerce no consigue tráfico suficiente o no convierte a las tasas adecuadas? ¿Tienes un proyecto de I+D innovador pero no sabes cuál es la mejor forma de financiarlo? Desde este blog, queremos ayudarte con consejos e ideas efectivos para que tu negocio consiga resultados.

Desde estrategia a negocio online, pasando por financiación, mobile apps y eCommerce, ponemos a tu disposición nuestra experiencia labrada durante 10 años para evitar los errores más habituales que pueden poner en riesgo todo tu esfuerzo.

Empezamos.

StartUp The Fusion llega al Círculo de Bellas Artes de Madrid

startup fusion

Dentro del calendario de eventos dedicados a las startups, hemos encontrado “StartUp The Fusion“, que se celebrará durante los días 26 y 27 de junio en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, y por lo que cuentan puede ser interesante.

Siendo esta su primera edición, las previsiones de la organización es acoger a 350 personas, así como 40 startups europeas. Todas ellas se presentarán según estén en una de estas 4 etapas de crecimiento, y se organizarán en varias categorías: arquitectura, negocios, entretenimiento, moda, juegos, hardware, móvil, economía colaborativa y transporte.

El formato es muy similar a otros eventos. Cada presentación de una startup durará 7 minutos, más 7 minutos para preguntas y respuestas.  De esta manera tendrán la oportunidad de exponer su empresa frente a inversores, grandes empresas, instituciones y medios de comunicación. O al menos ese es el objetivo.

Ya que no hay competencia entre ellas ni premios en efectivo, la recompensa será llamar la atención de los asistentes, entre los que estarán potenciales inversores. Las más valoradas tendrán la oportunidad de reunirse con ellos, así como con socios potenciales o incluso podrán convertirse en sus clientes. Para ello la organización espera reunir una gran variedad de inversores, estimado en un 15% de los asistentes.

Esta primera edición del STF se realiza gracias a SiliconKarne, Slush y la Comisión Europea, y se prolongará durante dos días completos de debates, talleres, reuniones y dos conferencias magistrales, entre ellas las de Rovio y Twitter. Eso sí, prepara tu inglés, pues el evento se desenvolverá en este idioma.

El precio de las entradas es de 100 euros si las compras con antelación (cantidad limitada), o 150 euros las posteriores. Incluye comidas, cenas, bebidas y la entrada a dos fiestas nocturnas. Además de 50 business cards de Moo, 15% de descuento en Airbnb y 60% de descuento en alquiler de coches con Bluemove. Si tan solo puedes asistir un día su precio será de 80 euros.

Mucha suerte a los organizadores y esperamos que sea un buen caladero de ideas y proyectos.